sábado, 16 de enero de 2016

Mercado y Precio

Mercado

La ciencia social que se encarga de estudiar los procesos de producción, intercambio y consumo de productos y servicios se conoce como economía. El término tiene su origen en el idioma griego y significa “administración de una casa”.El mercado, por otra parte, es el ambiente que permite el desarrollo del intercambio de bienes y servicios. Se trata de una institución social mediante la cual los vendedores y los compradores entablan una relación comercial.
Estos dos conceptos nos permiten acercarnos a la noción de economía de mercado, que hace referencia a la organización social destinada a facilitar la producción y el consumo de los bienes y servicios surgidos del juego entre la oferta y la demanda. El Estado interviene en la economía de mercado al garantizar el acceso a ciertos bienes e imponer tributos y tasas de acuerdo a las necesidades sociales.
El concepto de economía de mercado, por otra parte, ha trascendido al capitalismo para derivar en términos como economía de mercado socialista o socialismo de mercado, que supone una combinación entre el capitalismo y el socialismo que tiene al mercado como principal institución económica. Se habla de economía mixta para nombrar a la participación estatal y privada en la regulación económica.
Economía, eficiencia y coste de oportunidad
La economía tiene como fundamental objetivo satisfacer las necesidades de los individuos y de las sociedades; dichas necesidades pueden ser materiales o inmateriales. Para tal fin existen las actividades productivas, que ofrecen bienes y servicios puntuales que solventarán dicho requirimientos.

La economía se encarga de que la distribución de esos bienes y servicios sea correcta; consiguiendo que puedan satisfacer a un número mayor de personas. Para tal efecto es necesario tener en cuenta una serie de leyes importantes. Las mismas se basan en la idea de que todos los recursos son escasos, por lo tanto es necesario que se tomen buenas decisiones para saber de qué forma se aprovecharán mejor.

Uno de los conceptos más importantes que deriva de esta idea es el de eficiencia. Se dice que para que una economía produzca de forma eficiente debe partir de la base de que para mejorar el bienestar de una persona es necesario que empeore el de otra, de forma que siempre debe buscarse favorecer a los que menos posibilidades tienen y restarle ganancia a los que más. 
Es importante que además siempre se tomen decisiones que aboguen por una producción equilibrada; es decir por fabricar aquello que es necesario, ni de forma escasa ni tampoco abundante. Teniendo en cuenta, a su vez, qué métodos se utilizarán en la producción, con qué recursos y qué tecnología se desarrollarán y cuánto costará todo el proceso, en base a lo que podrá ganarse con él.
Para concluir, es importante mencionar otro concepto que es el de costo de oportunidad. Dicho término hace referencia a la cantidad de bienes que es necesario dejar de producir para poder producir una unidad más de otro. Es decir, hace referencia al valor del bien o servicio al que se renuncia para apostar por otro.
La economía de mercado es la que se encarga de que la producción en todos sus aspectos funcione y colabore con el bienestar de un país o territorio. Permite además tomar buenas decisiones en cuanto a las relaciones comerciales con otros grupos cuyo objetivo sea potenciar la producción y la calidad de vida de la sociedad que representa.

Precio, del latín pretĭum, es el valor monetario que se le asigna a algo. Todos los productos y servicios que se ofrecen en el mercado tienen un precio, que es el dinero que el comprador o cliente debe abonar para concretar la operación.
Por ejemplo: si el precio de un pantalón es de 100 dólares, la persona que desee comprarlo deberá pagar dicha cifra para llevarse el producto. En el caso de los servicios, el precio suele estar vinculado a un abono, cuota o tarifa ya que, por lo general, deben abonarse de manera periódica. El servicio de televisión por cable puede tener un precio de 200 pesos al mes, entre otros casos.
El precio, a nivel conceptual, expresa el valor del producto o servicio en términos monetarios. Las materias primas, el tiempo de producción, la inversión tecnológica y la competencia en el mercado son algunos de los factores que inciden en la formación del precio.
Es importante tener en cuenta que el precio también incluye valores intangibles, como la marca. Una camisa fabricada con idénticos materiales puede tener precios muy diferentes de acuerdo a la marca, ya que el consumidor adquiere con ella diversos valores simbólicos.
El incremento de los precios a lo largo del tiempo se conoce como inflación, mientras que la tendencia contraria recibe el nombre de deflación.
Tanto en un caso como en otro, se estipulan y establecen las variaciones de los precios mediante toda una serie de índices de precios existentes. Este sería el caso, por ejemplo, de lo que se conoce como Índice Precios al Consumidor, llamado más habitualmente como IPC, que gira en torno a lo que son los precios de productos que son comprados de manera frecuente por las familias del país en cuestión.
Tampoco hay que pasar por alto que el término que nos ocupa es habitual que se emplee de manera común para dejar patente que alguien es importante o se le tiene en gran estima. Un ejemplo del uso de esta acepción podría ser el siguiente: “Juan es hombre de gran precio por su sabiduría, su saber estar, su tolerancia y su generosidad”.
Asimismo dentro del ámbito del Derecho también tenemos que subrayar que existe lo que se conoce como precio. En su caso es un término que se emplea para hacer referencia a la contraprestación en dinero.
Más allá del significado monetario, el concepto de precio se utiliza para nombrar al esfuerzo, sufrimiento o pérdida que sirve como medio para obtener algo“Sergio pagó un precio muy alto por triunfar en el mundo profesional: le dio un infarto por el estrés”.
Y, por supuesto, tampoco podemos obviar que de manera coloquial hacemos uso de una serie de expresiones en las que se incluye la palabra precio. Este sería el caso, por ejemplo, de “no tener precio”. Con esta locución verbal lo que se quiere transmitir es que algo o alguien es muy valioso.
De la misma forma, también está la locución “alzar el precio”, que sirve para dejar patente que se ha llevado a cabo la subida del valor de algo en concreto.
En el ámbito del derecho, la demanda es la petición que el litigante formula y justifica durante un juicio. También se trata del escrito en que se ejercitan las acciones ante el tribunal o el juez: “La Unión Europea presentó una demanda contra Microsoft por actividades monopólicas”“El actor amenazó con iniciar una demanda a aquellos que publiquen fotos de su hijo”.
El demandante (aquel que presenta la demanda) debe atenerse a distintos tipos de responsabilidad. La responsabilidad procesal exige el pago de los costos del juicio (el demandante debe hacerse cargo si su demanda es rechazada por falta de fundamento), mientras que la responsabilidad civil se concreta con el pago de una indemnización al demandado (cuando la demanda es infundada o incluye una imputación injuriosa). Por último, la responsabilidad penal implica una sanción penal y aparece cuando el demandado comete un delito durante el proceso judicial (como la presentación de documentos falsos).
La demanda en la economía
Para la economía, la demanda es la suma de las compras de bienes y servicios que realiza un cierto grupo social en un momento determinado. Puede hablarse de demanda individual (cuando involucra a un consumidor) o demanda total (con la participación de todos los consumidores de un mercado).
En este mercado la cantidad del producto que se demanda puede variar, dependiendo de varios factores, fundamentalmente su precio, su disponibilidad y la riqueza y necesidad de quien desea adquirirlo.
El precio es uno de los factores determinantes de un producto y es de tipo variable; esto significa que el mismo puede modificarse a lo largo del tiempo, generalmente lo hace en casos en los que sea necesario desde los ojos del oferente.
DemandaSi un producto tiene una gran salida en el mercado, la disminución de sus existencias hace que se vuelva más preciado y, para conseguir una mejor ganancia, los productores aumentan su precio; en cambio, si se trata de un producto que no ha tenido una gran repercusión, suele bajarse su precio para conseguir ubicarlo satisfactoriamente en el mercado.
Esto último ocurre sobre todo en bienes alimentarios, con una fecha de caducidad, con tal de no perder todo lo invertido en la fabricación o recolección del producto, los productores prefieren venderlo antes de la fecha de vencimiento a un precio incluso más bajo que los gastos que conllevó conseguirlo.
La curva de demanda permite conocer la relación existente entre la cantidad demandada de un producto y su precio. Es decir, las cantidades que los consumidores desearían adquirir de un producto en función de un precio y en un determinado tiempo.
Cabe mencionar que, junto a la curva de oferta, la de demanda es una de las herramientas que se utilizan en el ámbito económico para analizar de forma teórica los diferentes estados del mercado y predecir el futuro del mismo para poder establecer precios a futuro que favorezcan el intercambio fluido de los bienes y servicios. El espacio en el que ambas curvas se cruzan se conoce como equilibrio. Es un punto de intersección donde ambas se encuentran en igualdad de condiciones.
Podemos decir también que la demanda es una función matemática a través de la cual se puede conocer la disponibilidad y existencia de un producto en el mercado y el interés que hay sobre el mismo por parte de los consumidores. Dicha fusión se compone de varias partes, donde cada sigla representa una determinada parte. Qdp (representa la cantidad demandada), P (es el precio del bien), I (se refiere al ingreso del consumidor), G (plasma los gustos y preferencias), (cantidad de consumidores interesados), Ps (representa los precios de bienes sustitutos) y Pc (el precio de los bienes complementarios).

El control de precios es un mecanismo por el cual una autoridad gubernamental impone montos determinados para los precios de bienes y servicios dentro de un mercado determinado, usualmente con la finalidad de mantener la disponibilidad de esos bienes y servicios para los consumidores, evitar incrementos de precio durante periodos de escasez, o inclusive para asegurar una renta en beneficio de los productores de ciertos bienes, de la misma manera que un subsidio. Otra forma de ejecutar un control de precios consiste en la fijación de precios máximos o precios mínimos.

IMPUESTO

Este concepto se usa en el contexto de la Economía y las finanzas públicas.
En inglés tax. Es la exacción efectuada por el Gobierno federal sobre el Patrimonio de los contribuyentes con el fin de financiar directamente las funciones y Gastos públicos. Éste constituye el elemento funcional de la Política Fiscal, y puede tomar una amplia variedad de formas. Principalmente pueden ser directos e indirectos. Los Impuestos son una contribución obligatoria, sin contraprestación, no recuperable y que se recauda a través de Hacienda. El Ingresotributario puede incluir los intereses cobrados por mora en el retraso del pago de impuestos y las multas que se pagan por falta de pago.

IMPUESTO

Pagos obligatorios de Dinero que exige el Estado a los individuos y empresas que no están sujetos a una contra-prestación directa, con el fin de financiar los Gastos propios de la administración delEstado y la provisión de Bienes y servicios de carácter público, tales como administración de justicia, Gastos de defensa, Subsidios y muchos otros.
Sólo por ley pueden establecerse los Impuestos de cualquier naturaleza que sean, señalarse sus modalidades, su repartición o supresión. Las dos categorías fundamentales son los impuestos directos y los Impuestos indirectos.
Los primeros se aplican tomando como base el Ingreso o la Riqueza y afectan directamente al contribuyente, en cambio los impuestos indirectos gravan las transacciones, afectando los Preciosde los Bienes y servicios recayendo en forma indirecta sobre las personas y empresas.
Ejemplos de Impuestos directos son todos los que gravan las Rentas de las personas o la Propiedad.
Un ejemplo de Impuesto indirecto es el Impuesto al Valor Agregado.
Los impuestos pueden ser de monto fijo o proporcionales, y dentro de estos últimos pueden distinguirse entre los de tasa constante y los de tasa progresiva. La modalidad de aplicación de los Impuestos dependerá de los fines de la política tributaria. Si pretende incentivar más algunas actividades que otras utilizará los impuestos como una herramienta de reasignación de los Recursos.
Otros objetivos pueden ser corregir distorsiones en los Precios sociales y privados, o Bien intentar alcanzar una Distribución del Ingreso y de la Riqueza más igualitaria, para lo cual se utilizaránImpuestos progresivos que graven en una proporción mayor las Rentas más altas.

 

SUBSIDIO

Con origen en el latín subsidĭum, el concepto de subsidio permite identificar a una asistencia pública basada en una ayuda o beneficio de tipo económico. Se trata de un sistema enfocado a estimular el consumo o la producción, o de una ayuda que se otorga por un tiempo determinado. Por ejemplo: “Voy a iniciar los trámites para cobrar el subsidio de desempleo”,
El subsidio se aprovecha para alcanzar un propósito social (que, por citar casos concretos, todas las familias puedan tener acceso a la canasta básica de alimentos, que las clases bajas estén en condiciones de adquirir una vivienda, etc.) o para favorecer, por distintos motivos, a ciertas actividades productivas o regiones de un país.
En cuanto a este significado concreto tenemos que decir que, por ejemplo, en España este tipo de subsidio se ha convertido en la pieza fundamental del sustento de muchas familias. Y es que la crisis económica que se está viviendo ha dado lugar a que millones de ciudadanos se queden sin trabajo, por lo cual necesitan esas ayudas monetarias para poder mantener su vivienda y cubrir las necesidades básicas.
Podría definirse a esta noción como la diferencia que se advierte al comparar el valor real de un producto o prestación y el valor que paga el consumidor para acceder a dicho producto o servicio. En estas circunstancias, el gobierno reparte subsidios a las compañíaspara evitar que los precios o las tarifas se incrementen: “El presidente decidió extender el subsidio a las compañías eléctricas para impedir nuevos aumentos”.
No podemos obviar tampoco el hecho de que el término que estamos abordando es muy utilizado en Nicaragua para referirse a la baja temporal que sufre un trabajador concreto cuando este padece una enfermedad. Periodo aquel, el que dure la baja, durante el cual el citado empleado seguirá percibiendo su sueldo correspondiente.
Es posible distinguir entre los subsidios a la oferta (los cuales se conceden a los productores o prestadores de servicios) y los subsidios a la demanda (que permiten disminuir lo que abona el usuario).
Dentro de los subsidios a la demanda, existen los subsidios directos (a través de los cuales el Estado paga directamente una parte del servicio a los consumidores) y los subsidios cruzados (el Estado no establece una única tarifa para todos los consumidores, sino que hay quienes abonan más por el servicio para que otros puedan pagar menos).
Y todo ello sin olvidar tampoco que existen los llamados subsidios a la producción que son aquellos pagos corrientes que el gobierno de un estado federal realiza a las distintas empresas del país por el hecho de que contribuyen a la producción del mismo. Unos pagos que, como no podía ser de otra manera, se realizan de manera proporcional a la citada participación productiva.